Revilla, la obsesión enfermiza del Partido Popular

Ignacio Diego, ese líder regional del PP por cuya continuidad ruegan sus adversarios políticos porque saben que con él los populares seguirán perdiendo escaños, tiene una obsesión enfermiza que ha contagiado a sus compañeros de partido: Miguel Ángel Revilla.

A Diego no sólo le molesta el puro del Presidente – ¿Qué le parecerá a Mariano Rajoy, fumador de habanos, la actitud del popular cántabro? ¿Será que el gallego no los rechupetea? -, ahora también le molesta que Revilla escriba mientras ocupa su escaño en el Pleno del Parlamento.

“Deje de dibujar en ese papelito” espetó el líder del PP a Revilla, como si fuera un niño enrabietado. Ahora te rompa el lápiz, ahora te piso el puro …

¿Puede un niño ser Presidente de Cantabria?. La Ley dice que ha de ser mayor de edad y Diego ya cumplió los 18 años, pero ¿es un adulto mental?. Creo que no.

Decía al principio de este post que Diego está contagiando entre los suyos su obsesión pueril y enfermiza contra el Presidente y voy a explicar porqué. ¿Se puede imaginar alguien a una ex diputada y ex directora general del Gobierno de Cantabria haciendo fotos con el móvil a Revilla durante una sesión del Pleno del Parlamento?.  ¿No se lo imaginan?. Pues aquí tienen la prueba

Sí, si, esa foto pequeñita que se ve en la parte superior derecha, al lado de donde dice posted on October 25, 2010 by marialpeon, es la de María Luisa Peón, que ayer se encontraba en la tribuna de invitados haciendo fotos con su móvil a Revilla y difundiéndolas por internet, con el siguiente texto: “Revilla con su libro de fotos, mientras le preguntan por la subida de impuestos”.

Lo dicho, a las huestes del PP de Cantabria les molesta que Revilla fume, les ofende que escriba, les repatea que lea, les produce urticaria que responda a las preguntas de los medios de comunicación… Y lo peor de todo, no soportan que sea él quien gobierna Cantabria y ellos quiénes ostentan la oposición. De ahí esa obsesión enfermiza que, mucho me temo, va a ir a más a medida que se acerquen las elecciones de 2011. ¡Menos mal que están seguros de que van a obtener la mayoría absoluta! Me asusta pensar de lo que serían capaces si no fuera así.

Creo que por hoy ya es suficiente, porque está claro que estos chicos/as del PP nos van a dar para muchos más post.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

El incidente del puro sí tiene importancia

El líder regional del PP, Ignacio Diego, por fin, reconoce los hechos. Reconoce que fue el diputado que el pasado lunes pisoteó el puro del presidente de Cantabria. Y, en su defensa, se está diciendo continuamente que su actuación no tiene importancia, que es un incidente menor.

Por supuesto, si yo hubiera hecho la estupidez que ha hecho el Sr. Diego trataría de restarle importancia y desviar la atención, pero sí tiene importancia.

Si esa gilipollez la hubiera hecho un niño sería una travesura, pero si la hace un joven ya puede calificarse de gamberrada, si se trata de una persona madura es claramente un signo de inmadurez y si es algún responsable político, es una irresponsabilidad.

Y yo, como muchos cántabros, estoy dispuesto a disculpar la travesura, incluso a comprender la gilipollez, pero me parece inaceptable una persona gamberra, inmadura e irresponsable como candidato a Presidente de Cantabria. Por eso pienso que este incidente sí tiene importancia.

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Un hachazo sin razón

Critica el director del Diario Montañés en su vídeoblog la subida de impuestos acordada por el Gobierno de Cantabria. Está en su derecho, pues probablemente es uno de esos “cántabros” (lo pongo entre comillas porque sé que es vasco, pero como trabaja en Cantabria doy por supuesto que se habrá empadronado y que paga sus impuestos aquí, ¿o no?) que tiene la inmensa fortuna de ganar más de 67.000 euros y que por lo tanto tendrá que pagar un poco más a la siempre ingrata Hacienda. Lo entiendo, a nadie nos gusta pagar impuestos. Aunque, para ser sincero, resulta un pelín egoista que, con la que está cayendo, alguien que gana un mínimo de 5.000 euros mensuales (casi 800.000 en pesetas) ponga el grito en el cielo porque sus impuestos vayan a subir como máximo la friolera de …. 80 euros (13.300 pesetas) AL AÑO.

Además del egoísmo, llama también la atención el empeño manipulador del señor Santamaría para hacer culpable del incremento fiscal al Presidente Revilla y a su partido, el PRC, cuando sabe perfectamente –y si no lo sabe debería como periodista, porque es vox populi- que la subida habría sido mucho mayor y habría incluido incluso aumentos en el precio de la gasolina, con el llamado céntimo sanitario, de no haber  sido por la férrea oposición de los regionalistas a las pretensiones del PSOE. Es decir, el PRC ha actuado con rigor y coherencia, en sintonía con las declaraciones realizadas siempre por Revilla a favor de que en momentos excepcionales, como el que vivimos, sean los que más tienen los que más paguen (¡cómo tienen el valor de quejarse ganando casi un millón de pesetas mensuales!). Parece evidente que a ningún gobernante le gusta subir impuestos, como tampoco tener que afrontar una situación económica como la que vivimos, pero es lo que hay y no creo que hayan sido ni Revilla, ni el PRC los culpables de esta crisis. ¿O sí, señor Santamaría?

Egoísmo, manipulación y, además, se le ve el plumero al director del Diario Montañés. Esgrime unas tesis sorprendentemente próximas a las de la derecha regional. Tan próximas que llegan al punto de justificar el fracaso de la candidatura de Santander 2016 frente a quienes no han hecho otra cosa que decir con claridad que el fracaso no se puede confundir con el éxito y que quien fracasa de una forma tan estrepitosa en un proyecto de tanta trascendencia para nuestra capital ni puede ni debe tener segundas oportunidades, cobrando como cobra un salario que también se verá afectado por la subida de impuestos. Tal vez venga de ahí la empatía del señor Santamaría con Rafael Doctor, quién sabe.

En cualquier caso, no resulta creíble que quien así se pronuncia sea el mismo que se beneficia hoy de los miles de euros que, de nuevo, gasta el Ayuntamiento de Santander en publicidad, en esta ocasión para hacer partícipe a toda la ciudad y agradecerle (¡qué osadía!) su propio fracaso. Pero además, ese Diario Montañés que tanto critica que los que más tienen paguen más impuestos no tiene escrúpulos a la hora de aceptar y exigir dinero público a manos llenas a las mismas Administraciones a las que luego con tanto denuedo critica su director.

En fin, así son las cosas. El Diario Montañés le vuelve a dar un hachazo sin razón al Gobierno y a su presidente. Mañana volverá a pedirles dinero y lo más triste es que, probablemente, lo obtendrá a costa de todos los cántabros, de los que ganan mucho y de los que no ganan nada. Pero de eso, el señor Santamaría no hablará en su videoblog, ¡seguro!

Publicado en Uncategorized | 7 comentarios